Impartimos cursos de formación para aquellas personas que quieran conocer la figura del payaso de hospital.

Fotografía: Nacho Izquierdo

Desde Payapeutas ofrecemos que puedas formarte como payasa o payaso terapeútico. Los requisitos son: ser mayor de 16 años, haber hecho previamente previamente cursos de clown y tener un interés auténtico por el payaso de hospital y el entorno en el que interviene.

Actualmente impartimos un curso de Iniciación al Payaso de Hospital.

Después todos estos años, de formación y experiencias en el hospital, nos hemos animado a lanzar este curso donde queremos que las personas que lo realicen puedan conocer de primera mano cómo es labor de un payaso terapeútico y desarrollar técnicas y recursos útiles para las intervenciones hospitalarias.

Puedes consultar toda la información sobre el curso aquí.

¿Sabías qué…? Los beneficios de la risa

La sonrisa es una expresión universal de alegría, placer o entretenimiento que se produce al flexionar los músculos risorios. Estos músculos se encuentran cerca de los extremos de la boca y alrededor de los ojos.

La capacidad de sonreír es una de las diferencias del ser humano con los animales. No importa la cultura, raza o edad. Es innata.

La risa se encuentra directamente relacionada con nuestra experiencia vital desde la infancia. De niños, disfrutamos de las cosas, vivimos el aquí y ahora.  Hay estudios que afirmar que somos capaces de reír hasta 300 veces al día. Pero a medida que crecemos reímos bastante menos. El poder curativo y sanador de la risa reside ahí, en que nos ayuda a desinhibirnos, acercándonos así a estos estados de nuestra infancia.  Podemos reírnos también de nuestros propios defectos, lo que nos ayudará a tolerarlos mejor en nosotros y en los demás, desarrollando nuestra capacidad de empatía y autoestima, al tiempo que relativizamos los problemas y los vemos desde otro pista.

Paradójicamente, no podemos estar preocupados o enfadados si reímos de verdad, son estados antagónicos. Y al igual que los bostezos, es contagiosa, jejejejeje.

La risa es una medicina gratuita… natural y que todos tenemos a nuestra disposición en cualquier momento. Aplicada como terapia, conocida como risoterapia es una práctica grupal que produce beneficios en el cuerpo y la mente, estimulando la secreción de diferentes hormonas: Endorfina, conocida como la droga de la felicidad ya que es analgésica; Adrenalina, que mejora la creatividad, la imaginación y el relax; la dopamina, que mejora el estado de ánimo; y la serotonina que actúa como calmante natural.

Científicamente, se ha comprobado que la risa franca, la carcajada, aporta múltiples beneficios en tres áreas o niveles:

1.- Físico:

  • Nos rejuvenece al estirar y estimular los músculos de la cara.
  • Fortalece el corazón.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Aumenta la capacidad de oxigenación, ya que entra el doble de aire en los pulmones cuando nos reímos (12 litros, en lugar de los 6 habituales),
  • Elimina toxinas.
  • Refuerza el sistema inmunológico: aumenta el número de linfocitos, citoquinas y ciertas inmunoglobulinas.
  • Relaja el diafragma y los órganos abdominales, mejorando la digestión.
  • Tonifica los músculos.
  • Se limpian los ojos con lágrimas.
  • Despeja la nariz y oídos.
  • Favorece la eliminación de la bilis.
  • Evita el estreñimiento,
  • Previene la hipertensión, al relajar los músculos lisos de las arterias.

2.- Psicológico:

  • Ayuda en la reducción del estrés y las tensiones.
  • Mejora estados anímicos de ansiedad y depresivos.
  • Aleja temores.
  • Aumenta la autoestima y confianza en sí mismo.
  • Ayuda a transformar nuestros pautas mentales.
  • Elimina bloqueos emocionales.
  • Corta con los pensamientos negativos.
  • Minimiza los problemas.
  • Combate el insomnio.

3.- Social:

  • Aumenta la desinhibición.
  • Aleja la timidez.
  • Facilita la comunicación social.
  • Nos aporta aceptación, comprensión, alegría, relajación.
  • Abre nuestros sentidos.
  • Libera tensiones.
  • Facilita situaciones incómodas.
  • Mejora relaciones interpersonales como forma de “romper el hielo”.

¿Qué es un payaso de hospital? ¿Qué hacen cuando suben allí? ¿Cómo se preparan? ¿Si tengo muchas ganas de ayudar y hacer reír a los niños es suficiente para poder subir con vosotros?¿Qué puedo hacer para formar parte de Payapeutas?… Todas estas dudas y algunas más que queráis preguntarnos, estaremos encantados de resolverlas en nuestras charlas informativas. Pueden ser en colegios, institutos, jornadas de sensibilización, ponencias, etc.

Aunque nuestra principal labor se centra en hacer el payaso en el hospital, y no queremos descuidarla. Pero si tenemos disponibilidad, ¡iremos donde nos llaméis!

Contáctanos aquí.

PARA REFLEXIONAR…

Lo verdaderamente importante de la risa no es ella en sí misma, sino lo que la hace posible: el sentido del humor. Y es que no hay que reírse mucho ni por todo, sino aprender a percibir la vida y los acontecimientos cotidianos desde ópticas más alegres y más felices para nosotros.